Las palancas del poder personal

“Dadme un punto de apoyo y moveré al mundo” – Arquímedes

En cada uno de nosotros habitan poderes tan determinantes que si los descubriéramos y los pusiéramos en evidencia podríamos realizar cualquier cosa que se nos antojara. Y esos dominios los logramos activar a través de Palancas que desatan lo más extraordinario de nuestra naturaleza humana.

En cada persona habita un poder tan inmenso, que si lo conociéramos en profundidad nos asombraríamos y seguramente lloraríamos de júbilo, pero también seguramente de vergüenza, por no vivir a la altura de esas potencialidades. El asunto es que ignoramos cuáles son esas capacidades inherentes y por esa razón vamos por la vida como mendigos, esperando milagros que si nos decidiéramos podríamos hacer.

Yo, René Chisco, he tenido la oportunidad de explorar desde la Física Cuántica, la Programación Neurolingüística, el Coaching Ontológico y la Psicología de la Felicidad, cuáles son esas palancas que podemos activar en cada uno y que sin lugar a dudas nos impulsarían a lograr las metas con las que hemos soñado, pero que las hemos sentido imposibles de alcanzar.

APLICA EL PLACER Y EL DOLOR COMO LAS DOS GRANDES PALANCAS DE TU TRANSFORMACIÓN

En Julio de 2019 tuve la oportunidad de vivir la experiencia del Patrón Dickens, de la mano del influyente Coach Tony Robbins, y debo advertir que esta práctica inspirada en el Fantasma del Futuro del Cuento de Navidad de Charles Dickens, me llevó a ver en perspectiva mi vida en un año, tres y cinco, con un desenlace fatal, bañado de una profunda frustración, auto culpa y vergüenza, de no comenzar a cambiar de inmediato esas creencias limitadoras que me habían impedido cosechar la vida de mis sueños.

Por fortuna, también tuve la opción de ver mi vida proyectada en esos mismos años, enmarcada en la gloria, la satisfacción y la auto realización, de hacer esos cambios de creencias a partir del momento. Fue fantástica esa sensación, tan providencial y grandiosa, que a la fecha sigo trabajando día a día a partir de acciones congruentes y consistentes, para poder disfrutar de ese ser extraordinario que me habita, y de esa vida fenomenal que merezco.

Ahora, te quiero invitar a que te tomes el tiempo en la soledad y el silencio de algún lugar, y que visualices tu vida en términos de continuar tu vida tal cual va, y de cómo sería si realizaras los cambios pertinentes. Es muy importante que experimentes un profundo dolor y vergüenza con el primer acto imaginativo, y una auténtica satisfacción y orgullo con el segundo.

El Dolor y el placer son las dos fuerzas que nos guían en todos nuestros actos, son las que generación tras generación han ido condicionando nuestros instintos, y son también las que dirigen nuestro subconsciente y nuestras decisiones racionales.
Todo lo que hacemos es, o bien por una necesidad de evitar dolor o bien por un deseo de obtener placer.

¿Porque asociamos más dolor al hecho de cambiar que al hecho de quedarnos cómo estamos? Esta es una pregunta que a lo mejor a veces nos ronda, y a la que encontramos tal vez muchas justificaciones al instante de responderla.

Cuando no hacemos algo o lo postergamos, aunque sepamos que puede ser beneficioso para nosotros y que podría aportarnos placer, lo hacemos porque sencillamente en ese momento asociamos más sufrimiento a hacer lo necesario que a dejar pasar la oportunidad.

La explicación a estas conductas está en el nivel de dolor y de placer que asociamos a ellas:

Siempre ganará la opción que nos evite más dolor o que nos proporcione más placer.

Para la mayoría de la gente el temor de perder lo que tienen pesa mucho más que el deseo de lanzarse a buscar algo mejor, y es por eso por lo que no hacen nada por cambiar su situación, ya que prefieren quedarse con lo que poseen en vez de aceptar los riesgos necesarios para conseguir lo que desean.

Tampoco todos asociamos placer o dolor a las mismas cosas ni lo hacemos en los mismos grados.

Para algunos escuchar música clásica puede ser de sumo placer, mientras que para otros convertirse en una absoluta pesadilla. Para alcanzar un objetivo, ya sea cambiar cualquier hábito, dejar de fumar, adelgazar, hacer deporte o lo que se te ocurra, básicamente debemos empezar dando tres pasos:

  • PASO 1: Empieza por convencerte de que necesitas el cambio, toma una decisión firme y adopta el compromiso de cambiar.
  • PASO 2: Asocia todo el dolor que puedas al hecho de seguir haciendo lo que haces, y busca todas las referencias posibles que lo confirmen.
  • PASO 3: Asocia placer al hecho de cambiar buscando también referencias y dándote pequeñas recompensas a medida que avanzas.

METODOLOGÍA

Indudablemente la herramienta fundamental aquí es la técnica de los anclajes y el “Efecto Palanca” utilizada en la PNL y el Condicionamiento Neuroasociativo usado con éxito por Tony Robbins. Así mismo, se toma apoya en algunos recursos de la Física Cuántica y de la Psicología Positiva.

CONTENIDOS

A continuación, quiero relacionarte las Palancas que han contribuido con el logro de muchos de mis ideales, y que a la vez han hecho posible que muchas personas hayan sido capaces de conquistar verdaderas utopías.

  1. Yo tengo un Porqué. Una razón, un motivo, un motor que me impulsa. “Quién tiene un porqué, siempre encuentra un cómo” F. Nietzsche
  2. Yo tengo un Propósito. Una meta, un objetivo, un norte, algo que hala y concentra y dirige mi energía. “La vida nunca se torna insoportable por las circunstancias, sino por la falta de sentido y propósito.” Víktor Frankl
  3. Yo Creo. Tengo Fe. Confío. Tengo la certeza y la convicción de que lo quiero sucederá. “Para el que cree no es necesaria ninguna explicación: para el que no cree toda explicación sobra” Franz Werfel
  4. Yo Quiero. Deseo. Tengo ganas. La voluntad se despierta en mí. “Logra más el que quiere, que el que sabe y puede”. A. Rovira
  5. Yo Puedo. Soy capaz. Tengo talentos, conocimientos, experiencias, habilidades, fortalezas, y competencias. “Todos podemos dar más de lo que damos, ser más de lo que somos; lo importante radica en querer superar nuestra propia marca”. R. Chisco
  6. Yo soy Pasión. Pierdo la noción del tiempo y el espacio en las cosas que me llenan. “Sólo la pasión puede llevar a las personas más allá de ellos, de sus limitaciones y de sus fracasos”. Joseph Campbell
  7. Yo me Visualizo. Imagino. Me veo siendo quien estoy destinado a ser y viviendo la vida que he soñado. “No se trata de que tanto lo quieras, sino de que tanto estés dispuesto a visualizarlo” Zig Ziglar
  8. Yo Vibro en la mejor frecuencia. Me conecto con las sensaciones de lo que aspiro a lograr desde el presente. Me predispongo. “Las emociones y los sentimientos son energías muy poderosas capaces de conectarse con lo mejor, pero también con lo peor” R. Chisco
  9. Yo Decreto, yo tengo la certeza. Tengo un diálogo interno positivo. Hablo con o propiedad. “Llamar las cosas que no son, como si fueran, y ellas serán” Romanos 4:17
  10. Yo Hago que las cosas ocurran. Estoy predeterminado. Soy consistente. Soy contundente. Soy congruente. “El pájaro no canta porque es feliz, es feliz porque canta” W. James
  11. Yo Agradezco. Me declaro un bendecido. “Agradecer habla bien del corazón y hace que tu corazón hable” (La gratitud es la memoria del corazón)
  12. Yo lo Merezco. Soy consciente de cuánto valgo. “Yo soy digno merecedor de todo lo bueno, no sólo de algo o de un poquito, sino de todo lo bueno” Louisa Hay
  13. Yo tengo un Sentido de Propósito. Hay un Propósito Superior que dirige mi vida. “Cuando descubrimos y aprendemos que el mundo es uno solo, podemos reconocer cuál es el verdadero efecto de nuestras acciones” R. Chisco

DURACIÓN

Veinte (20) horas.

PARA MAYOR INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES

E-mail: contacto@renechisco.com

Número telefónico: +57 3117472236

Estoy interesado!

“El éxito, es solo una manera de vivir” – René Chisco

Abrir chat
1
Hola, te interesa alguno de nuestros servicios?