La revolución de las cosas pequeñas

LA REVOLUCIÓN DE LAS PEQUEÑAS COSAS

“El vuelo de una mariposa en Estados Unidos puede provocar un huracán en Asia” – Efecto Mariposa

La Revolución de las Pequeñas Cosas, es una iniciativa que consiste en demostrar como las pequeñas acciones bien intencionadas, generan grandes impactos y transformaciones en las personas y en el mundo.

Una Revolución de las Pequeñas Cosas, invita a hacer de lo ordinario algo EXTRA-ORDINARIO. Es una oportunidad para despertar la Capacidad de Asombro, para romper con la cotidianidad, desafiar las situaciones comunes y hacer estallar de júbilo nuestro corazón con un ¡WOW!.

La Revolución de las Pequeñas Cosas, es una voz esperanzadora que busca recuperar la Confianza y que volvamos a creer en nosotros, en nuestra tierra, en la vida, en la libertad y en los demás.

Una Revolución de las Pequeñas Cosas, significa pensar en el otro, en su situación y servirle, sin esperar nada a cambio, diferente a la satisfacción de verle sonreír.

Una Revolución de las Pequeñas Cosas, es una invitación a ponerle color y música a los paisajes grises y desapercibidos del día a día.

Una Revolución de las Pequeñas Cosas, implica hacernos responsables del cambio que soñamos con ver.

La revolución de las pequeñas cosas es un compendio de algunas de las acciones que han hecho del mundo un lugar con ilusión. En ella se destacan anécdotas e historias de vida que inspiran palabras como la ACTITUD, la SOLIDARIDAD, la SONRISA, la AMABILIDAD, el SALUDO, la PUNTUALIDAD, la CONGRUENCIA, el AMOR, el ALTRUISMO, la LEALTAD, el RECONOCIMIENTO, la CONFIANZA, entre otros.

“Uno nunca debe resistirse a un impulso de generosidad”

DIRIGIDO A

Dirigido a cualquier número de personas que la logística y los medios audiovisuales permitan.

DURACIÓN

Entre dos y cuatro horas.

VALOR

$ 500.000.oo (QUINIENTOS MIL PESOS) por hora.

PARA MAYOR INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES

E-mail: contacto@renechisco.com

Número telefónico: +57 3117472236

Estoy interesado!

“El éxito, es solo una manera de vivir” – René Chisco