25 febrero, 2018

Naturaleza de águila

-Papá, ¿jamás seré un niño normal?-, preguntaba un niño a su padre porque recién era consciente de que no tenía piernas. -Eres un niño perfectamente normal, es sólo que eres diferente, pero en el fondo de ti todo es igual a los demás niños-. -No comprendo-, respondió perpleja la criatura. -Verás hijo, te contaré un cuento-. “Un día mamá y papá águilas se encontraban muy contentos porque serían padres por primera vez, y entonces, el día no se hizo esperar, y de un fuerte cascarón brotó la cabeza de un pequeño aguilucho, padre y madre observaban emocionados el nacimiento haciendo inventario en mente de cada parte que salía, sin embargo, cuando la criatura hubo de salir completa había algo que no cuadraba en la figura del recién nacido, ambos progenitores se lo preguntaban con gestos que iban de la curiosidad a la incertidumbre, hasta que el detalle fue bastante evidente […]
25 febrero, 2018

Calidad de vida-Calidad de muerte

“No se puede salir por la puerta de atrás, es necesario salir por la puerta grande, es asunto de responsabilidad con la vida”. Siendo muy joven escuché hablar de una mujer bastante enérgica, a la que el mundo de la música célebre llamaba “LA GÜARACHERA”. Una mujer que hizo resplandecer escenarios para todos los gustos, desde la más movida salsa, hasta el bolero más romántico. Una criatura con muchos almanaques, pero con la longevidad de un ángel, que siempre se las ingenió para demostrar que “LA VIDA ES UN CARNAVAL”. Una niña cubana de corazón rebelde, sin fronteras, con sus huellas de libertad bastante claras. Una muchacha de son excelso y de tumbáo eterno que supo inmortalizarse en vida con sólo un secreto: VIVIR CON INTENSIDAD, COMO SI LA EXISTENCIA FUESE SÓLO UN DÍA. Se fue Celia y allá en lo alto, en dónde se intuye una orquesta de serafines experimentados […]
25 febrero, 2018

Credo de la Excelencia

Soy un ser de excelencia, he nacido con la gratificación de miles de capacidades y también con la responsabilidad de convertirlas en habilidades. Puedo hacerme competente siempre y cuando reconozca que soy una persona de valor, con innumerables tesoros ocultos, representados en unos que apuntan a la inteligencia y otros a la sabiduría; tengo destrezas, fortalezas, potencialidades, habilidades, talentos, virtudes, dones, y claro principios y valores. Estoy sin lugar a dudas mejor dotado que cualquier ejército, y mis riquezas son tales que jamás las ha podido alcanzar imperio alguno. Y por si acaso lo que tengo ya no fuera poco, en mi yace el poder del libre albedrío, lo cual me indica que cuento con el discernimiento necesario para volar tan alto como un águila o para enterrarme tanto como un topo. ¡Es mi decisión, SOY UN SER HUMANO LIBRE! R.Chisco.
25 noviembre, 2017

El poder para «poder»

Todos en algún momento de nuestra existencia recibimos el báculo del PODER para que sirvamos de puentes y facilitemos la vida de otros; sin embargo, pocos reconocen la verdadera dimensión de ese propósito de servir, y se convierten en muros, en alambres de púa en el camino de los demás. Qué tan sencillo resulta casi siempre facilitar las expectativas y necesidades de las personas; a veces sólo se trata de ser pacientes, de ser receptivos, de ser proactivos, de brindar información en un lenguaje acorde y cerciorarse de su comprensión, de proporcionar una orientación adecuada; en fin, la tarea es “dar la mano para ayudar a cruzar el río”. Todos podemos influir positivamente en los demás, y una bella manera de hacerlo es recuperar la confianza a partir de actos de bondad y generosidad. Tú decides cómo quieres quedar guardado en la memoria de cada una de las personas que […]
25 noviembre, 2017

El tren de la vida

La vida se parece a un sistema de ferrocarril, en el que viajamos de una estación a otra, cada estación representa el abordaje de una nueva experiencia, el estudio, el matrimonio, los hijos, la familia, los amigos, el trabajo. Y en cada uno de ellos conocemos personas. Por lo general, somos nosotros los responsables de decidir a qué tren subimos, y en qué momento bajar. Sin embargo, a veces permanecemos mucho tiempo viajando en un mismo tren aunque ya no seamos felices o simplemente la rutina nos haya tomado del brazo. En algunas oportunidades nos ha tocado subirnos a un tren por obligación o por necesidad. Allí tenemos varias opciones, reventamos de fastidio, pero permanecemos allí por miedo, saltamos y huimos y buscamos afanosamente otro tren, o encontramos el sentido de este tramo del viaje y elegimos aprender. Durante el recorrido en cada uno de los trenes vamos a encontrar […]

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?

Abrir chat
1
Hola, te interesa alguno de nuestros servicios?