El poder para “poder”
25 noviembre, 2017
Calidad de vida-Calidad de muerte
25 febrero, 2018

Credo de la Excelencia

Soy un ser de excelencia, he nacido con la gratificación de miles de capacidades y también con la responsabilidad de convertirlas en habilidades.

Puedo hacerme competente siempre y cuando reconozca que soy una persona de valor, con innumerables tesoros ocultos, representados en unos que apuntan a la inteligencia y otros a la sabiduría; tengo destrezas, fortalezas, potencialidades, habilidades, talentos, virtudes, dones, y claro principios y valores.

Estoy sin lugar a dudas mejor dotado que cualquier ejército, y mis riquezas son tales que jamás las ha podido alcanzar imperio alguno.

Y por si acaso lo que tengo ya no fuera poco, en mi yace el poder del libre albedrío, lo cual me indica que cuento con el discernimiento necesario para volar tan alto como un águila o para enterrarme tanto como un topo. ¡Es mi decisión, SOY UN SER HUMANO LIBRE!

R.Chisco.